El objetivo de nuestro trabajo con el niño no es entregarle conceptos de un curso preseleccionado de estudios; sino es cultivar su propio deseo de aprender.

Click para agrandar la fotoEstos objetivos los logramos permitiendo al niño tener la experiencia excitante de aprender por su propia elección. Ayudándolo a perfeccionar todas sus capacidades naturales de aprendizaje, de tal manera que sus habilidades se desarrollen al máximo en futuras situaciones de aprendizaje.

En nuestro salón de actividades no hay punto focal de atención hacia la Educadora o Guía, pues la estimulación para aprender proviene del ámbito total.

Somos observadoras de los intereses y necesidades de cada niño. Esta observación determina el proceso diario de trabajo.

Somos la Guía que permite al niño desarrollar su autonomía, autoactividad, autodisciplina, su capacidad de relación y su singularidad.

El ambiente que preparamos y que cada día espera a nuestros niños para vivir experiencias significativas es semejante a su casa, con mobiliario adaptado a su tamaño, con presencia de la naturaleza, belleza alrededor (orden - limpieza - armonía) donde también viven sus experiencias de vida social.

El espacio se configura con las áreas de trabajo en las cuales se encuentra el material de desarrollo Montessori cientificamente diseñado, organizado y ordenado secuencialmente y según su grado de dificultad.

Áreas de Trabajo

Click para agrandar la foto

Click para agrandar la foto

Click para agrandar la foto

Click para agrandar la foto

Click para agrandar la foto

1. Vida diaria:
Poner en contacto al niño con los elementos de su hogar y entorno para que pueda autovalerse.

2. Sensorial:
Desarrollar en el niño su sensibilidad analítica, visual, kinestésica, olfativa, gustativa, auditiva y táctil.

3. Matemáticas:
Ayudar al niño a desarrollar su capacidad de agrupar, seleccionar, ordenar, seriar y abstraer.

4. Lenguaje:
Desarrollar vocabulario, formación de oraciones a través de símbolos y conceptos.

5.Ciencias:
El objetivo es enfatizar la relación del niño con la materia, espacio, energía, tiempo, medio ambiente. Desarrollar en el niño el amor al planeta en que vive a través de actitudes ecológicas.

6. Expresividad:
Relacionar al niño con materiales y experiencias que desarrollen su capacidad creadora y su imaginación a través de su necesidad de expresión y comunicación.

7. Talleres:
Talleres de Yoga, Danza, Violín y Cocina.

Como guías además de cultivar su propio deseo de aprender facilitamos en ellos su contacto con la realidad relacionándolos con el entorno y viviendo experiencias personales en cada salida cultural a terreno en donde enfatizamos mediante la observación, el descubrimiento y la experiencia, la relación del niño con su medio ambiente y la naturaleza, viviendo con ella no sólo conociéndola. En definitiva como uno más en este "Cosmos" con una actitud de respeto y protección hacia la vida.

"Ayúdame a hacerlo solo". Es una respuesta que nos da el niño al ambiente que le hemos preparado.

María Montessori.